Elegir la mosca de Bonefish correcta en diferentes Flats implica tener en cuenta variables como el color, el tamaño y algunos detalles que llamen la atención. En esta primer parte vamos a ver la importancia del tamaño y el lastre en las moscas de Bonefish.

PARTE 3: FOCOS DE ATENCIÓN

Hay momentos en que algunos detalles de color o atención incorporados en la mosca  ayudan mucho especialmente cuando los bonefish comen agresivamente compitiendo entre ellos. Muchos bonefish grandes son solitarios y desconfían de moscas fáciles de ver pero a veces estos mismos bonefish están mas cooperativos y esto es algo que tenemos que aprender a deducir cuando comenzamos a verlos.

Notarlos nerviosos indica una mosca apagada, delicada y liviana en cambio cuando no paran de levantar barro del fondo produciendo los característicos puff blancos una mosca con algún detalle es recomendable.

Para llamar la atención de los bonefish los atadores tenemos una extensa gama de recursos que van desde las patas de silicona con reflejos metálicos, sintéticos anaranjado fluorescente imitando el saco de huevos, ojos tornasolados, pelos sintéticos muy brillantes a la vez que cristalinos, el color de los anzuelos, hebras de Krystal flash del color adecuado. Cada uno de estos materiales si lo usamos sabiamente puede convertir a un bonefish que come con dudas en una máquina agresiva que succionará nuestra mosca sin parar de moverse.

Un solo detalle basta para llamar la atención, muchos al mismo tiempo, son contraproducentes, aunque la mosca luzca bárbara.  Me gusta incorporar algo de anaranjado en los camarones imitando los huevos, no mucho solo un halo de este color que brille desde el interior de la mosca.

Junto al diseño y tamaño de la mosca mas adelante hablaremos de la forma de moverla, algo muy importante en el mar donde si bien en algunos sitios hay una buena corriente en general pescamos aguas quietas.

Estamos acostumbrados a pescar truchas donde el movimiento del agua aporta gran parte de lo necesario para que la mosca parezca algo vivo pero en el mar tenemos que aprender a variar la forma de recoger la mosca para que parezca algo comestible, algo que fue descubierto y asustado trata de escapar para que no se lo coman.

Los grandes pescadores de mar saben recoger para que la mosca sea irresistible, pero como dije, ese es tema para otra nota.